title icon

Relación del costeo en el resultado de una empresa

En la actualidad las empresas ponen mucho énfasis al volumen de sus ventas, se tiene la creencia que a mayor venta mayor ganancia. ¿Pero es esto verdad?

Partamos de la premisa que todos los procesos dentro de una empresa son importantes, unas tendrán más relevancia que otras, pero en general todas se complementan.  ¿Entonces, porque los gerentes invierten tanto tiempo analizando sus ventas? La razón es simple: “Sin venta no hay negocio”.

Aunque el análisis de este índice es importante, no tiene sentido sino existe un control de costos o un análisis de la rentabilidad de la empresa.

Entendamos líneas abajo que significan cada uno de ellos y su importancia dentro de una empresa.

Costos de ventas

Una definición sencilla de este concepto: Es el importe invertido por la empresa para la venta de un producto o prestación de un servicio, todo esto dentro de un periodo determinado.

Este costo es el que finalmente determina el resultado o margen bruto, que no es otra cosa sino, el resultado al que no se le ha imputado gastos administrativos o financieros en los que la empresa pudo haber incurrido.

Ventas Netas – Costo Directo = Resultado bruto

Y aquí una precisión, nuestros costos de ventas deben estar bien estructurados o identificados, debemos tener claros los conceptos de Costo variable y Costo fijo de fabricación. Para ahondar un poco en cada concepto, decimos:

Costo Variable: También llamado Costo directo, y va relacionado con las ventas producidas o servicios prestados. A mayor venta, mayor costo directo.

Costo Fijo: También conocidos como costos indirectos y la variación en las ventas por lo general no influye en su aumento o disminución.

Elementos del Costo de Ventas

Con los conceptos más claros, detallaremos los principales elementos del Costo de Ventas.

Materia prima: Es aquella que se utiliza para la elaboración o transformación de un producto. Este elemento se encuentra dentro del proceso de producción en una empresa y a mayores unidades vendidas, mayor materia prima necesitaremos.

Ahora bien, ¿qué pasa cuando hablamos de una empresa que no vende bienes sino servicios? Pues, la importancia de la materia prima sigue siendo la misma, sino que en menor proporción comparada a la mano de obra.

Mano de Obra: Es el gasto que representa la contratación de los colaboradores, pero aquí debemos diferenciar si la mano de obra es directa o indirecta.

Ejemplo: Empresa procesadora de alimentos

Como vemos, ambos son colaboradores importantes dentro de la misma empresa, la diferencia radica en que el Operario de Producción esta relacionado directamente al proceso de elaboración del producto.

Costos Indirectos de Producción: Lejos de creer que estos costos son innecesarios o prescindibles, lo cierto es que son igual de necesarios que los costos directos, solo que su relación con el producto no es directa y por ende no afecta el proceso de producción de la empresa.

A continuación, un par de ejemplos de estos elementos, tanto en una empresa de bienes como en una de servicios:

RESULTADO DEL ESTADO FINANCIERO

Un Estado Financiero nos ofrece dos tipos de resultado: Resultado o Margen Bruto o Resultado Neto.

Resultado o Margen Bruto

Este resultado no es otro que los ingresos netos menos los costos directos. Un indicador importante de este resultado es la rentabilidad bruta, que nos ayudará a medir que porcentaje sobre las ventas representa este resultado.

Resultado o Margen Bruto

Este resultado es la diferencia del Resultado o Margen Bruto menos los gastos o costos indirectos, gastos administrativos y financieros. Sobre este resultado, imputamos el impuesto a la renta y la participación de los trabajadores, si el resultado fuera positivo.

Algunos indicadores importantes sobre este resultado, son:

RELACIÓN ENTRE COSTEO Y RESULTADO

Hemos analizado el Estado de Resultado de Ganancias y Pérdidas, y podemos concluir que la relación entre costeo y resultado es importante porque:

  • Nos permite de forma oportuna, tomar decisiones en cualquier tipo de nivel de costos (directo o indirecto) en favor de optimizar el resultado proyectado.
  • Garantiza la importancia de los conceptos dentro del costo de fabricación o la prestación de servicios. Esto nos ayuda a mejorar nuestros procesos de producción y a realizar los ajustes que creamos necesarios.
  • Tener los costos mapeados, permite la proyección de presupuestos a mediano y largo plazo y al cumplimiento de los mismos.
  • Finalmente, nos ayuda a comparar nuestros productos y costos con los de la competencia, así como a medir su calidad.